La impaciencia rompe la magia.

La impaciencia rompe la magia.

Un día me llamó por teléfono mi amiga Reme. Su voz era temblorosa, entrecortada por la ansiedad, apenas podía decir una frase sin tener que parar a coger aire para poder continuar. Dejé que hablará sin interrumpir, para que pudiese sacar cuanto cargaba y después poder hablar con más serenidad.

la-virtud-de-la-paciencia_1_1237148

Cuando logró plantear aquello que tanto la alteraba, ella me decía: “No soporto no saber qué pasará, qué camino va a tomar esta situación, qué pensará de mí, si voy a hacer el ridículo, etc. Prefiero dejarlo todo y descansar”

Me di cuenta que lo que tenía no era precisamente un ataque de ansiedad, sino de impaciencia. Quería caminar sobre lo cierto, saber el futuro para asegurarse qué camino tomar, qué hacer.

Entonces le dije:

-¿Qué pasaría si supieses que va a suceder?, ¿cómo actuarías después de saberlo?

Por un momento se quedo muda, y yo continué diciéndole:

-¿Qué sucedería con esos momentos que el destino te tiene preparados?, ¿no crees que se perdería toda la magia?

La impaciencia es el camino más rápido para llegar a nada. Nos hace abandonar todo lo que todavía no está maduro para que suceda.

Hay cosas del futuro que, aún teniendo oportunidad de saberlas, no deberíamos saber, pues condicionarían totalmente nuestra manera de actuar. El descubrir cada momento como algo nuevo es semejante a estar destapando regalos continuamente, unos nos pueden gustar más y otros menos, y es entonces, y solo entonces cuando uno puede elegir qué regalo se queda y cuál no.

No quiero que la magia desaparezca de mi vida, quiero descubrir cada momento como único que es, quiero vivir con intensidad cada instante, sea de duda, desconcierto, alegría o entusiasmo. Quiero dar la vuelta a la esquina y no saber qué hay detrás de ella.

sombrilla-just-married-magia-una-boda-L-_vwTBJ

No quiero que nada me robe la oportunidad de equivocarme.

 

– Porque si en mi camino estás tú, cada equivocación me llevará irremediablemente a ti.

 

– Porque si en mi camino está el fracaso, aprenderé de él.

 

– Porque si en mi camino está el éxito, quiero vivir ese instante y que la sorpresa del momento invada todo mi ser.

 

Quiero vivir el ahora, porque la magia no se encuentra en otro sitio, y quiero que mi vida sea mágica. Y puedo vivir sin impaciencia, porque confío plenamente en que nada podrá quitarme lo que es para mí, al igual que nada podrá darme lo que no está destinado a ser mío. Cobijo mis sueños y los riego con la paciencia y el amor que ellos merecen para que, cuando el universo alinee todas las circunstancias, estos se puedan dar.

Lucía Ferrándiz

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.