La herramienta más poderosa

La herramienta más poderosa

Siempre me planteé de todas las técnicas, practicas, etc., cuál sería la más potente, la que más resultado daría. A lo largo de los años han sido muchas, aunque bien es cierto que, con el tiempo, la distancia y una vez pasado todo, reconozco que cuantas técnicas practiqué (y no fueron pocas), los resultados siempre fueron relativos y nunca definitivos.

217405__tia-sadness-tears_pNo creo que eso me pasase a mi sola, pues he podido ver una vorágine de gente que pasaba de estados de euforia al comenzar una nueva técnica de autocrecimiento, a la más lamentable de las desolaciones. Y , tal vez, lo peor no está tan solo en esas subidas o bajadas, en ese transitar de un lado en otro, sino en que todo esto les lleva a perder la Fe, eso para mi es lo único grave. Porque no importa que uno pase más o menos tiempo hasta que encuentre el camino correcto, es solo tiempo, pero la perdida de Fe es lo que les lleva a perderse definitivamente.

Por supuesto, con el tiempo y con la inteligencia sumada al sentido común deje de prestar atención a cientos de métodos y promesas que en su gran mayoría quedan en saco roto. Y si hay algo que siempre he tenido claro, es que nadie es responsable de mi vida, solo yo. Así que por la misma regla de tres la única que se había metido en el lío que por aquel entonces era mi vida, era yo, sí, yo solita, así que por la misma regla de tres la única que podía tener todas las respuestas también era yo.

187118__child-children-little-girl-cute-beauty-sadness-childhood-window-reflection-child_pUna vez aclarado esto, no tenía resultados, pero al menos tenía claridad, que ya era un gran alivio. Luego vino la otra gran pregunta, si la solución estaba en mi, ¿por qué no podía verla?, ¿por qué mi interior no bastaba para deshacer todos los enredos en los que me había ido metiendo con el solo hecho de desearlo?, si mi interior, que a la vez soy yo, deseaba mi bien, ¿qué pasaba que no se daba la solución instantánea por mucho que lo pidiese?

Entonces me dí cuenta de que estaba más lejos de mi interior que de cualquier otra galaxia. El regreso a ese interior era como pelar una cebolla quitabas una capa y salía otra, pero del regreso al interior ya iremos hablando a lo largo de mis textos en este blog, ahora pasaré a lo que considero que ha sido la herramienta más importante para mi.

Tenía un trabajo duro por hacer y estaba yo sola, ahí fue donde confirme que la única ayuda que te pueden dar desde el exterior es la ayuda para que te ayudes a ti mismo, suena raro, pero te aseguro que es la única. Por eso este blog no está enfocado para dar ningún consejo, solo hablo desde mi experiencia, el que quiere o está preparado para aprender, lo hará, el que no se irá a recorrer otros caminos hasta que se canse y llegue al mismo punto del que estoy hablando.

223782__book-book-bible-light-rays_pDesde ese mismo instante mi única herramienta y la más poderosa, es LA FE.

Porque si partes desde el punto de vista de que estas perdido ya que la distancia con el interior es considerable, de ahí el no obtengamos resultados, y que tenemos una gran cebolla a la que quitar las capas antes de obtener resultados, sin lugar a dudas, lo único que te puede mantener en ese periodo de tiempo es la Fe.

Volveré en otro tema a hablar exclusivamente de la Fe, pero ahora solo diré que durante ese tiempo de lucha en la que los resultados se hacían de rogar y las perdidas de todo tipo era lo único que se manifestaba en mi vida, solo había un pensamiento que ocupaba toda mi vida.

“ Tal vez, pueda morir ahora, y si tuviese que llevarme cuanto he conseguido, en mi mochila solo iría una cosa, FE”

Y por el tiempo, esa sola cosa que llevaba en la mochila es la que me ha proporcionado todo cuanto tengo, que es más de lo que pudiera pedir y soñar.

Lucía Ferrándiz.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.