Cuando los demás quieren mandar con tu vida

Cuando los demás quieren mandar con tu vida.

 

Este planteamiento se ve desde muy distintos puntos de vista a lo largo del proceso de cada persona, dependiendo en qué punto te encuentras.

ordenes2Yo recuerdo la época en que los demás mandaban en mi vida, y yo no es que no hiciese nada, es que ni me enteraba. Naces y das por hecho que como desde pequeña estás recibiendo ordenes eso será así, y sin ni siquiera tomar conciencia, vas en piloto automático.

Luego cuando te empiezas a hacer consciente de que los demás intentan decir qué haces, qué no haces, cómo lo tienes que hacer, te empiezas a cansar. Cuando por fin, te sientas un rato a disfrutar de la tranquilidad, después de tanto acoso, enciendes la televisión y los anuncios empiezan a decirte: qué te hace falta, qué debes comprar…, y la nueva moda publicitaria, que son los consejos positivos en los anuncios pero para que bebas o comas lo que ellos quieren.

Parece que todo el mundo se pone de acuerdo para dirigir tu vida, podríamos aludir a que es una conspiración del universo contra nosotros, pero nada más lejos de la realidad.

ordenLo que sucede es que a los demás no les da igual lo que nosotros hagamos, porque lo que hagamos les puede variar su realidad y es a eso a lo que se resisten. Pongo un ejemplo al azar de miles que se podrían poner, en un matrimonio, la mujer puede querer cuidar todos los detalles del marido, (aparentemente no es malo), pero empieza con la ropa que debe usar, los sitios donde debe ir, a quién no debe hablar, qué ha de decir, etc. Si el marido empieza a no querer seguir los consejos, la mujer se empezará a sentir atacada, sí, atacada es la palabra, ahora sabréis porqué. Lo normal es que uno pueda dar algún consejo y si el otro no lo quiere coger, no pasa nada, no debería alterar la relación entre ellos. Pero lo que sucede es mucho más complejo.

Todos tenemos unas pautas a nivel subconsciente que son las que programan nuestra vida, de esto también iré hablando en el blog con más detalle. Cuando esas pautas se ven en peligro uno se siente atacado y es precisamente lo que le pasa a la mujer del ejemplo. Ella tiene unas pautas de baja autoestima en las que necesita volcarse en las atenciones al marido para que el éxito, y el progreso de él, sean medallas que ella se puede colgar sin tener que enfrentarse a su propio éxito, vive del éxito del marido, debido a su baja autoestima y falta de fuerza para luchar por su vida propia. Entonces cuando se da una circunstancia, que puede ser una tontería y el marido deja de obedecer esas ordenes, la respuesta de la esposa es desmedida, ya que aunque ella no lo sepa, lo que se esconde detrás es más que un simple capricho de que su marido haga esto o lo otro.

fondo-felicidad

Cuando comprendí que los demás querían mandar conmigo porque el que yo no hiciese las cosas como ellos querían rompía su pauta, de la que se estaban alimentando y no hacía otra cosa que bloquearles la vida, me dí cuenta de que seguir sus ordenes era el más flaco favor que les podía hacer, pues eso era realmente dañino para ellos.

Desde entonces puedo decir que el no consentir que nadie mande en mi vida paso de ser estresante a, lo reconozco, disfrutar un poquito con ello.

Lucía Ferrándiz

Please follow and like us:

6 thoughts on “Cuando los demás quieren mandar con tu vida

  • Articulo de septiembre que seguramente ya he leido porque los leo todos y justo hoy lo vuelves a poner delante de mis narices. Ahora que todo el mundo (algunos muy sutilmente) quieren mandar o decirme lo que tengo que hacer. Wow que causalidad jaja. Y porque algunas (yo) no soportamos que nadie nos diga lo que tenemos que hacer?

    no soportamos que nadie nos diga lo que ten

  • Muy interesante. Tener compresión de que todo tiene una raiz tan profunda, lo que puede cambiar tu relación con los demás. Ha quedado muy bien explicado. Gracias.

    • Amparo, la comprensión es la clave de cualquier situación. Si existiese esa comprensión no existiría el dolor ante algunos hechos.Espero seguir aportando comprensión en algunos otros temas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.