Cuando el momento de dejar las cosas ha llegado

Cuando el momento de dejar las cosas ha llegado

Como ya he comentado una de las partes de mi blog tratará de las enseñanzas que la misma vida te pone todos los días delante de los ojos.

jardin_rosal_trepador1En este caso hablaré de las flores, no es un texto cursi, tranquilo. Es muy sencillo, todos hemos podido observar desde el nacimiento hasta su termino el proceso de una flor. Al principio es mucho esfuerzo y son pocos los resultados que se ven pues es tan solo un simple capullo, pero siempre llega el momento de florecer, la época de esplendor y la de declive. Supongo que la prepotencia del ser humano no nos permite darnos cuenta de que tampoco somos tan distintos.

En un rosal siempre hay rosas y no todas están en su esplendor, unas se están desarrollando y otras ya van de cabeza al declive, pero de un modo u otro ese rosal siempre está lleno de esas maravillosas rosas.

tristeza2by2blagrimas-b-megf-jueves2b062benero2b2010Me dí cuenta de que tenía mucho que aprender de ello y decidí encontrar la metáfora con ese rosal. Yo soy el rosal, las rosas son las circunstancias y personas que pasan por mi vida. Toda circunstancia o persona que entra a mi vida tiene un principio y un fin, pueden ser días, semanas, meses, años, muchísimos años…, pero de una u otra manera esa es la realidad. Al igual que las flores en su crecimiento tienen su época de desarrollo, esfuerzo y esplendor, pero la naturaleza del ser humano se niega a reconocer la época de declive. Y es precisamente de esa de la que voy a hablar, pues es de la que más se aprende y la que más beneficio puede traer.

Todo lo que nos sucede tiene procesos distintos y hasta el declive puede tener muchos niveles de intensidad, pero aprendí que si era capaz de detectar todo lo que en mi vida comenzaba con el declive y podía  dejar esa circunstancia, persona…, sin apego, sin meterme a vivir el declive hasta el final, sin arrastrarme al sufrimiento de que eso, sea por lo que sea se ha terminado, mi vida se mantenía en una continua época de esplendor. A fin de cuentas, yo soy el rosal, tengo más rosas, lo que cae en declive no debe acaparar mi tiempo ya que el final es inevitable, es lo que no me permitiría ver el esplendor de las otras rosas. Y sobre todo, tener una vida plena.

154910__red-rose-petals-water-drops-rosa-macro_p

Fluir significa que pase lo que pase tú te mantienes en la época de esplendor siempre, lo que ya no ha de ser, que no sea, lo que deba venir, que venga.

Lucía Ferrándiz

Please follow and like us:

4 thoughts on “Cuando el momento de dejar las cosas ha llegado

  • Disfruta de las cosas pequenas porque un dia miraras atras y descubriras que eran, en realidad, las cosas mas grandes. La mejor parte de tu vida seran las cosas pequenas, momentos innumerables que invertiste sonriendo a quien te interesa de verdad.

  • El símil del rosal ha sido muy acertado para entender los procesos por los que pasamos en nuestra vida.Me encanta la sencillez y claridad con las que explicas cosas tan profundas.
    Muchas gracias por este blog , creo que será un espacio donde muchas personas nos nutriremos para seguir avanzando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.