Di “NO” a la manipulación

Di “NO” a la manipulación

 

Hay muchos tipos de manipulación. Hoy en día todos somos manipulados por los medios informativos, por ejemplo. Pero en esta ocasión no voy a hablar de este tipo de manipulación, sino de la manipulación de “estar por casa”. Sí, esa que te hacen los seres queridos y los no tanto.

 

El sábado en una charla con las amigas surgió el famoso tema. Padres, hijos, pareja, amigos, compañeros de trabajo; la manipulación ya no anda disfrazada en estos tiempos. Es directa como un puñal.

 

¿Qué pretende la manipulación? Principalmente una cosa “que te conviertas en su siervo renunciando a tu persona” detrás de un manipulador hay un pequeño Hitler.

 

Hay muchos tipos de manipuladores, desde el extorsionador, el embaucador… hasta el que se hace pasar por víctima. Los más difíciles de ver son los que van de víctima, a los otros los ves venir de cara. Los que se dedican a camelar antes de pedir, los tacharía directamente de “peligrosos”, ya que todo es premeditado, haciendo uso de algo, que a mi parecer, no se debe tocar, como es actuar bajo el nombre el amor o el cariño, para conseguir su fin. Por eso, muchas veces los manipuladores más peligrosos los tenemos dentro, en nuestro entorno. A veces se duerme con el enemigo.

 

Tan sencillo como decir que “no”, pero pocos se atreven. Indudablemente ponen el precio de dejar de querer si no accedes a sus condiciones, de mil formas sutiles, haciéndote sentir mal, dándole la vuelta a la realidad diciendo que es porque no les quieres, cuando realmente son ellos los que no saben querer, etc.

 

Es muy amplio, y tal vez si alguien tiene interés escriba un artículo con más detalle, más adelante. Pero hoy solo quería lanzar un mensaje a modo de reflexión, si algo de esto te sucede.

 

Te dejo estas dos frases para que las repitas:

 

“Quien no me sabe querer como soy, no me quiere”

“Si renuncio a lo que soy por ti, no me quiero”

 

Ahora cada cual que elija donde poner el limite.

 

Lucía Ferrándiz

copyright
Please follow and like us:

Deja un comentario