La ratonera de la vida

La ratonera de la vida

La ratonera de la vida no se encuentra vagando en el espacio, circunstancias, ni en los demás. Está dentro de nosotros. Nuestro procesador mental, mal guiado, por nosotros, nos ha convertido en una ratonera para la vida.

¿Consideras lógico que la mayor parte de la población sepa que está mal y no sepa porqué? ¿Acaso es algo externo como para tener desconocimiento? Y, no sé si lo peor es que la mayoría de los que se creen saber qué les sucede, están equivocados.

¿Cómo se puede llegar a tal desconocimiento de uno mismo? Pues desgraciadamente se llega. Es algo que puedo comprobar todos los días en mi trabajo.

Ampliando conceptos sobre la vida, no puedo evitar el siguiente planteamiento: Si uno no sabe, o sabe con dificultad lo que le sucede en el interior, que es único, exclusivo y



se convive con el las 24 horas, ¿Cómo se puede entrar a juicio con lo que le sucede a terceras personas, con interpretar sus intenciones, gestos, palabras…? ¿Cómo se puede juzgar la vida si apenas tienes conocimiento de tu mini universo interno?

Conjugando todos estos factores y haciendo la comparativa a que nuestra mente es el procesador que interpreta la vida. ¿Qué vida puede procesar en estas condiciones? Sencillamente, la de una ratonera. Una vida de la que no se sale y no con vida, que nadie saldrá con vida, que no se sabe vivir, por tanto una vida sin vivirla, ¿qué es?

Uno se convierte en un hámster dando vueltas a la rueda dentro de una jaula. Y eso es la vida para ellos. !Mira mi rueda como corre!, ¡que amplia es mi jaula!, ¡cuánta comida tengo!…El movimiento por la jaula nos da sensación de vida. A fin de cuentas, tampoco se conoce otra vida.

Utilizamos la mente que es prodigiosa solo para darnos sensación de vida, dar vueltas a la rueda. Se utiliza igual de mal que un microondas que se convierte en solo un calientaleches.

Hoy nos dedicaremos a hacernos conscientes de que vivimos en una ratonera, que está es a consecuencia del incorrecto uso y guía que se le da y que así ¡NO SE PUEDE VIVIR!

Queramos o no, el primer paso a cualquier liberación está en la toma de conciencia de donde uno se encuentra, trabaja, ejecuta.. Difícilmente se va a solucionar nada buscando donde no existe el problema.







Lucía Ferrándiz

copyright
Please follow and like us:

Deja un comentario